Blog

back
Pabellón Alemán con edificios modernistas al fondo. Mies van der Rohe. 1929

Pabellón Alemán con edificios modernistas al fondo. Mies van der Rohe. 1929

Sobre el acto de reflexionar

21.09.2015

Una de las primeras enseñanzas que recibí en la escuela de Arquitectura fue acerca de la importancia que tuvo para la historia de esta disciplina el pabellón alemán de Mies van der Rohe para la exposición universal de Barcelona en 1929.

Esta singular construcción tiene algo de iniciático, pues ha sido tomada durante decenios como clave para explicar la consolidación de las vanguardias después de una larga época dominada por movimientos figurativos y concretamente en esos últimos años por el Modernismo. Se inaugura pues –con este claro abrazo a la abstracción–  una nueva era.

Aprovecho pues uno de mis edificios más admirados –por lo bello y emotivo– para dar por  inaugurada este espacio re reflexión dentro de nuestra nueva página web.

La reflexión es por definición una consideración nueva o meticulosa acerca de algo, pero en física es también el efecto o la acción de reflejar o reflejarse(2). La elección de éste término con multiplicidad de significados no es casual, pues tanto una acepción como la otra muestran la voluntad de aportar nuevos conocimientos al lector reflejando sobre el papel los pensamientos, intereses e inquietudes del autor.

Sin más pretensiones que estas, y con un pequeño texto que habla de lo misterioso de los reflejos, inauguro oficialmente este espacio(3) con esta primera reflexión, del mismo modo que el Pabellón refleja uno de los más radicales cambios de paradigma de la historia de la arquitectura.

“El arquitecto van der Rohe ha hecho algo modernista muy acentuado con sólo líneas rectas y horizontales y verticales, y con materiales ricos, como bloques de mármoles, del país e italianos, y doble paredes de misterioso cristal.

Resulta distinguido su conjunto; raro por su estructura, con dos estanques, sala oficial y amplios pasillos. Se dijo que los cristales son misteriosos porque una persona colocada frente a uno de estos muros se ve reflejada como en un espejo, y si se traslada detrás de aquel, entonces ve perfectamente el exterior. No todos los visitantes se fijan en tan curiosa particularidad, cuya causa se ignora.” (1)

Eliseo Sanz Balza, Notas de un visitante. Barcelona. 1930

1. Extraido de Pérdida de la síntesis: el Pabellón de Mies. Artículo publicado por Josep Quetglas en la revista El carrer de la Ciutat, num. 11. 1980.

2. Diccionario de la Real Academia Española.

3. Si, es esto también un espacio en tanto que es un lugar que da pie a que algo ocurra en él, del mismo modo que de lo que principalmente trata se refiere también a lo arquitectónico.